LA BELLOTA: UN SUPERALIMENTO DE ALTA CALIDAD NUTRICIONAL

El superalimento que nos ofrecen los árboles

Las cualidades nutricionales de la bellota son excelentes, suministra hidratos de carbono, grasas, proteínas y muchos elementos traza, ácidos grasos esenciales, esteroles, vitaminas, etc. 
 

La bellota, además de compuestos nutricionales, contiene varios compuestos biológicamente activos (taninos, ácido gálico, ácido elágico...) con propiedades antioxidantes.

 

No es de extrañar que muchas culturas prosperaran durante miles de años con este alimento excepcional!. 

Un alimento excepcional

La bellota, al contrario de los cereales, forma parte de nuestra dieta desde nuestro origen evolutivo.

ACEITES SALUDABLES

Las grasas saludables son imprescindibles en una buena alimentación. Son necesarias en la dieta para que las vitaminas liposolubles de los alimentos (A, D, E y K) puedan ser absorbidas y para regular el metabolismo del colesterol.  Pues bien, la bellota presenta índices similares o más variados y superiores que es supersano aceite de oliva virgen: en la harina de bellota el 10% de media son aceites de extremada calidad, multiplicando en cantidad y calidad a los cereales.

LOS OMEGAS

El principal ácido graso aislado en el aceite de bellota fue el ácido oleico entre un 53,6% y un 65,5%, porcentajes ligeramente inferiores a los encontrados para el aceite de oliva (55 – 83 %). En el cuerpo, los Acidos Grasos Poliinsaturados (omegas) son importantes para mantener las membranas de todas las células, para producir las prostaglandinas que regulan muchos procesos corporales, por ejemplo, la inflamación y para la coagulación de la sangre. Asimismo, las grasas son necesarias en la dieta para que las vitaminas liposolubles de los alimentos (A, D, E y K) puedan ser absorbidas y para regular el metabolismo del colesterol. El principal ácido graso aislado en el aceite de bellota fue el ácido oleico entre un 53,6% y un 65,5%, es decir tiene un porcentaje ligeramente inferior a los encontrados para el aceite de oliva (55 – 83 %).  Sin embargo, en relación a la calidad del aceite de oliva virgen, las cantidades de los ácidos grasos restantes son sensiblemente más elevadas en el aceite de bellota; destacando al ácido linolénico, de la familia de los omega 3, que son ácidos grasos poliinsaturados importantes en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Así como omega 6 y otros AGP en mayor cantidad que la oliva. Vamos, que la verdadera dieta mediterranea incluia la bellota como se demuestra en todos los yacimientos arqueológicos hasta bien entrada la modernidad.

HIDRATOS DE CARBONO

El almidón es el hidrato de carbono más importante en la bellota y en todos los cereales, constituyendo aproximadamente el 64 % de la materia seca del grano completo de trigo y entorno al 50% en la bellota. La harina de bellota tiene una respuesta glucémica baja y lenta en comparación con el pan blanco, las patatas y los cereales procesados. El consumo de alimentos con un índice glucémico bajo, puede conseguir que la liberación de la glucosa en la sangre se produzca de forma uniforme a lo largo del día evitando problemas de diabetes y obesidad

 

Como ingrediente antienrranciante.


 

La bellota tiene un alto potencial antioxidante debido a los elevados niveles de compuestos fenólicos y tocoferoles presentes (la Vit. E). La función de estos antioxidantes en los alimentos sería disminuir la oxidación de los lípidos, el deterioro del sabor y el endurecimiento. Es por ello muy aconsejada si se quiere utilizar en la elaboración de pastas y dulces que deben durar más en el tiempo sin problemas de ranciedad, más aún, dificultando ésta en el resto de ingredientes grasos.

 

TANINOS


 

A diferencia de los cereales, las bellotas contienen taninos... si, si... como el vino. Es ese característico sabor amargo. Si bien la ingestión de grandes cantidades de taninos puede ocasionar efectos adversos, su consumo, a largo plazo, de pequeñas cantidades de algunos taninos puede tener efectos favorables para la salud. A modo de resumen se enumeran los siguientes efectos:

1. Tienen acción antioxidante protegiendo a la célula de los radicales libres y por tanto reduciendo el riesgo de enfermedades degenerativas y el envejecimiento prematuro.

2. Tienen propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, son agentes antimicrobianos que actúan frente a un gran número de bacterias, virus y hongos. Pueden inactivar bacterias causantes de diarrea y de caries dentales, incluso el herpes virus, el virus de la gripe o el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), entre otros.


 3. Funcionan como antiparasitarios, conviertiéndose en un sustituto de los antihelminticos sintéticos.

4. La actividad anticancerígena y antimutagénica la desarrollan protegiendo a los componentes celulares de daños oxidativos, siendo menor la peroxidación lipídica y el daño del ADN. Pero la ingestión habitual de grandes cantidades de taninos están relacionados con procesos cancerígenos y hepatotoxicidad.

5. Evitan el desarrollo de la arteriosclerosis inhibiendo la peroxidación lipídica de lipoproteínas de baja densidad en plasma. Pero ésta, no es la única forma de prevenir enfermedades cardiovasculares, también reducen la presión sanguínea y el riesgo de padecer trombosis inhibiendo la agregación plaquetaria.

6. Inhiben la absorción de colesterol expulsándolo por las heces

7. Actividad antidiabética y antilipogénica. Así, el ácido tánico ha demostrado propiedades antilipogénicas y antidiabéticas.  

8. Estimulantes de la memoria y potenciadores cognitivos.

9. Se unen con proteínas, carbohidratos e iones metálicos, impidiendo la asimilación de aminoácidos y del hierro.

10. Precipitan los metales pesados y los alcaloides, pudiendo funcionar como antídotos contra venenos.

11. Disminuyen el meteorismo (gases).

12. Detienen las pequeñas hemorragias.


 

13. En el tratamiento de las quemaduras las proteínas de los tejidos expuestos precipitan y forman una capa protectora antiséptica bajo la cual tine lugar la regeneración de los tejidos.


 

14. Astringentes en mucosas y piel (granos, espinillas). Frenan la secreción abundante de las glándulas sebáceas (Dermatitis seborreica) y la caspa (Pitiriasis capitis).


 

15. Se recomiendan para la piel flácida y marchita que tiende a formar arrugas y pliegues. El ligero curtido superficial del cutis da a esta capa de piel mayor fortaleza y elasticidad que atenúa la aparición de arrugas.


 

16. Además, el ácido gálico es un antihistamínico potente (una sustancia que anula los efectos de la histamina y reduce las reacciones alérgicas).


 

17. El ácido tánico, es utilizado en medicina contra las inflamaciones de boca, catarros, bronquitis, hemorragias locales, quemaduras, sabañones, heridas, inflamaciones de la piel, hemorroides, excesiva transpiración. En uso interno se utiliza para el enfriamiento intestinal, la diarrea, antídoto para alcaloides vegetales.

Mutat semper epicuri ex nec. Augue deseruisse ne qui. Eu nam essent persius delenit, te eum oblique conceptam incorrupte, debet adversarium vix ne. Porro facer zril mel eu, dicunt facilis ea sit. Eu usu persius bonorum oportere, nec nibh velit ornatus no.

Patrocinadores destacados

Se aceptan todas las donaciones

Haga clic en el botón de abajo para donar

Logo

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------